Wednesday, December 13, 2017
Home » Entertainment » Arts and Culture » El Director Jesús Reyes es “hijo” de San José

El Director Jesús Reyes es “hijo” de San José

 Entrevista exclusiva de Íride Aparicio
“No sé, exactamente, de donde vino mi interés por el teatro porque nadie en mi familia hace teatro”, dice el Director Jesús Reyes al periódico La Oferta durante su visita a San José. “Pero fuí a la Escuela del Este de Los Ángeles y tomé una clase de actuación. Empezando por eso ya no hubo remedio, me quedé en la actuación. Mi profesión no salió porque fuí a ver un drama”. De esa clase, salió el gusto por la vida del teatro.
¿Qué clase tomó?
“Primera actuación, “Acting 10l” que se le llama. En la clase hacíamos monólogos y escenas y de allí empezó. Al final del semestre, a mí me tocó representar una escena cómica de Neil Simon. Cuando la gente comenzó a reirse, reconocí el poder de hacer a alguien reír. Nunca había tenido una experiencia como esa. Sentí algo que no se puede explicar, allí me quedé”.
¿Representar esa escena decidió su carrera?
“Me hizo pensarla”, agrega. “Pero lo que pasó es que me vine a inscribir a la Universidad de San José y cuando empecé a tomar clases, estaban haciendo una obra de teatro. Así comencé como actor. Después tomé clases de diseño de vestuario y por fin tomé clases de dirección. En 1995 dirigí mi primera obra en S.J. State. Todavía actúo, pero mi actuación es más como las olimpiadas (cada cuatro años). De repente, alguien me ofrece un papel y allí voy”.
¿Cuál es la diferencia entre dirigir y actuar?
 
“Hay más responsabilidad dirigiendo. Aunque un director también tiene que ser un actor porque tiene que saber cómo los actores van a ver a los personajes que le están ayudando a realizar la obra. El trabajo del actor, al inicio, parece ser el de una “madre”: le da vida a una creación (drama) con la ayuda de mucha gente, pero al mismo tiempo, la tiene que dejar ir, para que la obra pueda crecer. Por otra parte, el director le da el mantenimiento. Lo más que le pueda dar para que salga lo mejor”.
¿Como director, cómo se prepara para dirigir una obra?
“Mi inspiración me llega mucho de personas que han llegado a mi vida y me han ayudado. Por lo general empiezo con el guión (el libro). Si el dramaturgo está vivo y está allí para ayudarme, de allí empiezo. Si no está presente, o ya está muerto, tengo que buscar “una realidad” (El mensaje que inspiró la obra). Para encontrarla, tengo que leer el guión muchas veces para formular una visión de la obra en mi mente. No necesita ser la obra completa, puede ser una escena, una figura, un retrato. A veces la música, si la oigo me ayuda muchísimo. Me gusta trabajar rápido y uso muy bien el ensayo. No me gusta analizar una obra; a mí me gusta analizarla un poco y luego descubrir lo demás con los actores en escena. Si puedo encontrar los actores que parecen más perfectos para la obra, entonces mi trabajo va a ser súper más fácil. La verdad es que un actor súper talentoso hace el trabajo más fácil para el director”.
Nacido en el Este de Los Ángeles de padres mexicanos, Jesús Reyes habla inglés, pero en su casa puro español. Por ser varón y carecer de padre, le fue “Súper difícil”, como el dice, venir a estudiar a San José porque tuvo que dejar en Los Ángeles a su madre, tía y a su hermana que dependían de él. Su estadía aquí duró siete años porque al graduarse de la universidad comenzó ha trabajar como actor en S.J.Rep, en teatros en Salinas y después en Teatro Visión.
“Elisa, la Directora Artística, me dio la oportunidad de dirigir ‘Real Women have Curves’, en l998”, dice. Se me hizo muy fácil porque mi familia trabajaba en L.A. igual que las mujeres de la obra (en una fábrica de vestidos de baile). El año siguiente me dio la dirección de “The house on Mango Street”, que también triunfó. Ahora Reyes está dirigiendo un drama en la serie “Play Ground” en Yerba Buena Center en San Francisco. También dirige dramas en Los Ángeles y produce obras “Latinas” en su teatro que está situado en el edificio de “La Casa del Mexicano”.
Vestido con sudadera color gris, gorra negra y pantalón del lana, el director que tiene 34 años, aparenta tener veinte. “En mi vida no he encontrado “racismo”, dice sonriendo. “Mi problema es que mucha gente me ve y como soy alegre y tengo cara de chavalillo mocoso, piensan que no tengo experiencia como director”. Se tira una carcajada. “Pero yo creo que si tengo mucho talento y que mi talento viene de aquí. Soy de Los Ángeles pero pasé siete años en la vida teatral de San José. Mi vida cultural, mi educación, mis conexiones de aquí empiezan”. Jesús Reyes es “hijo” de San José.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *