Wednesday, December 13, 2017
Home » Local » Las celebraciones del 1 y 5 de Mayo enaltecen el espíritu hispano

Las celebraciones del 1 y 5 de Mayo enaltecen el espíritu hispano

Texto por Michelle Córdova H.
Fotos por Mary J. Andrade

Esta semana los mexicanos dejaron un legado s calles y plazas de este país donde se unieron a las marchas a favor de los derechos de los inmigrantes indocumentados y celebraron el 5 de Mayo para conmemorar la victoria de la Batalla de Puebla de 1862  que fue el umbral para la expulsión de las tropas francesas del pueblo mexicano.

En 1861 durante la presidencia del liberal Benito Juárez el Congreso Mexicano tomó la decisión de suspender el pago de la deuda externa tras la bancarrota generada por la Guerra de la Reforma un conflicto que enfrentó a conservadores y liberales. Este decreto molestó a los gobiernos de España, Gran Bretaña y Francia quienes exigían la cancelación de sus préstamos y conllevó al rompimiento de relaciones diplomáticas.

Los tres países europeos al formar una alianza decidieron enviar sus tropas militares a México para ejercer presión y captar los ingresos de las aduanas en las principales ciudades de la costa y saldar su deuda. Los barcos atracaron  en Veracruz y el gobierno mexicano comenzó las negociaciones que concluyeron con la retirada de España y Reino Unido.

El regente francés Napoleón III vio ésta como su oportunidad para expandir su dominio, con el apoyo de los conservadores mexicanos quienes solicitaban la intervención extranjera al ofrecer la corona de su país. Las tropas francesas comienzan su campaña de incursión, y al llegar a Puebla sufren su primera derrota militar en 50 años el 5 de mayo de 1862, lo que eleva el espíritu de los nacionalistas. Pocos años después se establecería el Segundo Imperio Mexicano donde se coronaría a Maximiliano de Hamburgo como emperador con el apoyo de los franceses.

La Batalla de Puebla honra el valor de los soldados que defendieron el territorio y la soberanía de su pueblo, por ello los residentes mexicanos en los Estados Unidos se han tomado este día ilustre en la historia de México para con orgullo celebrar su herencia y compartir su cultura.

Cada Cinco de Mayo las calles de Estados Unidos se llenan de la algarabía de los mariachis, de las danzas mexicanas de los colores de la bandera tricolor mientras en sus plazas los festivales unen a generaciones que enaltecen a sus antepasados, honran su presente y se proyectan hacia un futuro donde el respeto prime y su entrega para el aporte a este país prevalezca.

Y es justamente esa entrega la que caracteriza a los inmigrantes latinos, lo vemos en las manos rajadas de los campesinos que trabajan bajo el cruel sol, en los brazos fuertes de los albañiles y obreros de la construcción que edifican hogares y sueños, en las cocinas de los restaurantes que alimentan a un país, en los meseros que sirven con su eterna sonrisa, en la profesora que enseña el amor a nuestros pueblos, o en los jardineros que llenan los jardines de flores y los parques de color.

Para mejorar el estatus migratorio de 11 millones de indocumentados que laboran en este país los hispanos han salido a las marchas este Primero de Mayo para exigir al gobierno de Obama se pase una reforma migratoria comprensiva e integral para que sea una vía se hacia la legalización y ciudadanía de los “sin papeles” así como que se detenga la separación de familias.

Las deportaciones durante la presidencia de Obama han roto records, acorde a un estudio presentado por la Universidad de Merced en California si las deportaciones siguen a la misma velocidad, en el 2014 se deportarán durante los seis años primeros años del gobierno de Obama 4.1 millones de inmigrantes;  más del doble de las deportaciones hechas entre 1892 y 1997 que fueron de 2.1 millones.

Las marchas del Primero de Mayo que se organizaron en los Estados Unidos  por primera vez a partir del 2006 es una tradición en la mayoría de los países del mundo donde conmemora el movimiento obrero y reivindica sus derechos y se ha consagrado como el Día Internacional del Trabajador.

Este año miles de personas se congregaron para alzar su voz y pedir que se respete sus derechos y se apruebe la reforma en este año decisivo cuando acorde al PEW el 71% de los norteamericanos apoya que se permita la permanecia de los trabajadores indocumentados en los Estados Unidos.

El Presidente Obama respalda la aprobación de la Reforma Migratoria integral y el Comité del Senado discute la propuesta presentada por el grupo bipartidista de legisladores conocido como la Pandilla de los ocho antes de llegar al Congreso donde se someterá a un debate.

El estado de California alberga a 2.6 millones de indocumentados y se organizaron marchas a lo largo y ancho del estado. En San José se vivió una fiesta de paz, donde ondeaban las banderas hispanas y norteamericanas, las mariposas monarcas símbolo de la inmigración volaban y miles coreaban consignas al son de los tambores y los grupos que se apostaban en el vía para con su música elevar la energía de los participantes como el grupo Bloco del Sol que  llenaban de algarabía el lugar.

Los latinos han plasmado su  huella esta semana, al alzar su voz en pro de los que viven bajo las sombras y celebrar con orgullo sus raíces e historia. Han demostrado que las fronteras se olvidan cuando con respeto unen para respaldar de manera solidaria y humanitaria a sus familias,  su aporte y su legado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *