Thursday, December 14, 2017
Home » Entertainment » Arts and Culture » La Literatura está de luto al perder a uno de sus máximos exponentes

La Literatura está de luto al perder a uno de sus máximos exponentes

Por Michelle Córdova H.

Ante la muerte de Gabriel García Márquez, el realismo mágico se ha quedado huérfano y la literatura latinoamericana ha perdido a uno de sus más grandes exponentes. El legado cultural, ideológico y literario forjarán generaciones futuras y “Gabo” se convierte en un ícono de la historia universal dentro de las letras.

La noticia de su muerte ha llenado las portadas de periódicos del mundo. Su Colombia natal declaró 3 días de duelo nacional. Su despedida fue en el Palacio de las Bellas Artes en México liderada por los presidentes Peña Nieto y Santos de Colombia quienes formaron parte de su guardia de honor.

En la catedral de Bogotá reservado para despedir a grandes figuras nacionales se le hizo un tributo liderado por el presidente Santos. Estaba llena de personalidades, tres ex presidentes, congresistas y el pueblo colombiano que  asistió para despedir a su hijo ilustre.

Miles de homenajes a nivel mundial han sido anunciados. En Colombia en el día del libro, el 23 de abril, se dio cita al “Gabomaratón” donde en 1403 bibliotecas públicas, escuelas, parques y plazas en sobre 1000 municipios se leyeron en voz alta “El coronel no tiene quien le escriba”.

Quizá uno de los homenajes más relevantes dentro del mundo de las letras se dio el 23 de abril cuando Elena Poniatowska al recibir de las manos del Rey Juan Carlos el premio más importante de la lengua española, el Cervantes, en su discurso recordó a su amigo Gabo.

Gabriel García Márquez fue uno de los escritores más relevantes en Latinoamérica y uno de los mejores novelitas del siglo XX, alcanzó la máxima gloria dentro de las letras, el Premio Nobel de Literatura en 1982. Autor de un sinnúmero de artículos, cuentos, guiones y novelas que han sido traducidos a sobre 35 idiomas. Su trabajo ha sido adaptado al cine, ha inspirado óperas y obras de teatro y ha sido objeto de estudios, seminarios y cátedras.

El escritor colombiano estudiaba la carrera de abogacía para complacer a su padre se vio forzado a dejarla  a consecuencia del Bogotazo en 1948. Comenzó  a trabajar como periodista y se afilió al Grupo de Barranquilla, un grupo de intelectuales donde encontró el estímulo para convertirse en escritor.

Siempre estuvo ligado a la política, y su relación cercana con Fidel Castro causó polémica. Sagaz en sus críticas contra el sistema norteamericano impedía que obtuviera una visa para cumplir con compromisos profesionales; y, no fue hasta que el Presidente Clinton, quien admiraba al escritor, levantara la restricción. Facilitó varias negociaciones entre otras en su país entre el gobierno y las guerrillas M-19, FARC o ELN.

Inspirado  en sus abuelos maternos que lo criaron, sus novelas comenzaron a tomar vida. Su abuelo el Coronel Márquez, liberal y respetado en Colombia fue quien influenció en García Márquez toda su vida su filosofía de vida y su ideología política. Ese amor y recuerdo hacia él lo impulsó a recrear su mundo. Lo plasmó en sus novelas La hojarasca y El coronel no tiene quien le escriba, pero sobre todo fue en quien basó al famoso personaje de coronel Aureliano Buendía en su obra cumbre Cien Años de Soledad.

Su abuela, una mujer “imaginativa y supersticiosa” lo inspiró, y fue así como de esos relatos que de niño escuchó lo plasmó en sus libros e hizo suyo el realismo mágico. Gabo y sus amigos del boom Latino Americano Julio Cortazar, Carlos Fuentes y Mario Vargas Llosa, catapultaron la literatura de la región al mundo entero logrando que las editoriales europeas impriman sus obras.

Aunque Gabriel García ya no esté físicamente con nosotros, sus obras y su genialidad han quedado como un legado a la humanidad. De aquí a la eternidad sus libros tomarán vida e iluminarán la imaginación de ávidos lectores que tendrán el honor de leerlo y convivir en ese realismo mágico que hizo tan suyo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *