Wednesday, December 13, 2017
Home » Local » Julieta Artiles – La Mujer ha estado sujeta a la voluntad del hombre

Julieta Artiles – La Mujer ha estado sujeta a la voluntad del hombre

Julieta Artiles

Julieta Artiles

Una gran pionera en el femenismo y periodismo en Centroamérica ha sido Julieta Artiles. Esta dama aún mantiene las letras a través de la prensa escrita y para dicha de todos, con más de 90 años, está escribiendo un libro llamado “La Lucha y la Emancipación de la Mujer”. Anteriormente, publicó dos novelas románticas editadas y escritas por ella misma: “Amor y Traición” y “Golpes de la Vida”.

Estar con ella fue ver en una persona las impresiones y sorpresas que causaron los inventos del Siglo XX. Con mucha claridad, en sus palabras, narró que prácticamente ha visto florecer la civilización que estamos viviendo. Fue testigo de la transición del cine mudo al sonoro, de la electricidad, de las lanchas a grandes barcos de vapor, y de andar de caballo a carro que “fue una satisfacción para nosotros, pero un cambio brusco completamente. Una gran diferencia”, explicó Julieta.

En este mundo moderno de las computadoras, los faxes y correos electrónicos nos confesó que ella actualmente escribe sus colaboraciones a mano (antes lo hacía a máquina de escribir, pero ahora las teclas son muy duras para sus dedos), su hija Norma los pasa a la computadora y su nieto, Charles, se encarga de enviarlos electrónicamente. Así lo hace con sus colaboraciones a La Oferta Review.

Julieta Artiles, ahora viuda, es madre de cinco hijos, abuela y sigue siendo una luchadora incansable por los derechos de la mujer. A través de sus más de 50 años en el periodismo ha sido objeto de numerosos reconocimientos en El Salvador y los Estados Unidos. En su larga trayectoria ha colaborado en periódicos, radios y revistas, siempre escribiendo por los derechos de la mujer y los niños.

De Nicaragua a El Salvador

Nicaragüense de nacimiento, Julieta Artiles emigró a El Salvador en 1934 a vivir en la casa de una prima de su madre, Rosa de Sampson. Hacía poco por su padre había muerto, y Rosa prometió a la progenitora de Julieta y hermanos, velar por ella. Era muy joven y como hija de una buena familia, le “enseñaron” todo lo que una verdadera mujer debía aprender: bordar, tejer y música, entre otras cosas.

Sin embargo, su espíritu independiente, luchador y feminista para su época, encontraría las armas perfectas a través del periodismo. Se inicia como reportera en 1953 en Patria Nueva bajo la dirección de Rosalío Hernández Colorado, de quien dijo “él tuvo la paciencia necesaria para enseñarme la mejor forma de redactar una noticia y que fuera accessible al público”.

Antes de emigrar de Nicaragua a El Salvador, estudió mecanografía. En 1950, La Universidad Nacional de El Salvador abrió por primera vez sus puertas a las mujeres, y en 1957 se inició la carrera de periodismo. Artiles fue una de sus primeras alumnas.

Por su mismo afán de lucha, desde un principio se dio cuenta de la marginación a la que estaba sujeta la mujer y los niños, convirtiéndolos en su estandarte de lucha. Artiles dice que “la mujer ha estado sujeta a la voluntad del hombre, así ha sido siempre. La mujer ha nacido para obedecer a un ser imperfecto como es el hombre”.

Adelantándose a su época, en El Salvador hizo campaña a través de sus notas y actos civiles para que se se le diera el reconocimiento jurídico a la mujer, y cuando la mujer logró el reconocimiento del voto en 1950, luchó para que obtuviera cargos públicos en el gobierno. Uno de sus más grandes triunfos para la mujer, fue ver que ésta, no sólo alcanzó el derecho al voto, sino que durante la administración del Coronel Osorio se lograron nombrar a mujeres para alcaldesas, regidoras y más tarde como diputadas.

Como ella misma aclaró “no estuve sola, hubieron cientos de mujeres que luchamos unidas”.

Julieta Artiles no olvida a una de las mártires y heroínas de El Salvador. Se trata de María de los Ángeles Miranda, que luchó contra el dominio español por la Independencia de Centroamérica. En noviembre de 1811, capturaron a muchos revolucionarios, entre ellos a María de los Ángeles, quien fue condenada por ser azotada en la Plaza Pública de su ciudad natal San Vicente, El Salvador. Por dicho acto heroico, la periodista Artiles recolectó firmas de varias asociaciones de la capital salvadoreña, y las presentó ante la Asamblea Legislativa para que se reconociera a esta revolucionaria como “Heroína Nacional de El Salvvador”, reconocimiento que le fue otorgado a esta mártir en el año de 1975 – Año Internacional de la Mujer.

Mujer Polifacética

Julieta Artiles trabajó en Patria Nueva, El Mundo, y La Tribuna Libre, todos en El Salvador, su patria adoptiva como ella lo define. Fue colaboradora en La Prensa Gráfica y Diario de Hoy. Incursionó en la radio en 1950 con varios programas dirigidos a la mujer en Radio Vanguardia y Radio Continental, destacándose programas como Confidencias Femeninas, De Mujer a Mujer y La Mujer Opina. Encuentra su mejor forma de expresión en la Revista Antorcha, la cual fundó y dirigió por siete años (1957-1962), en dónde tuvo la oportunidad de entrevistar a grandes personajes de la época como presidents, embajadores y personalidades internacionales.

Artiles ha participado en muchas organizaciones femeninas como la Asociación de Ciudadnas Salvadoreñas, Partido Unionista Centroamericano, Mesa Rendonda Panamericana, entre otras. La Liga Femenina Salvadoreña, la cual lucha en pro de los derechos civiles y políticos de la mujer, surgió en 1947 para defender a las jóvenes pobres e indefensas que eran víctimas del atropello del hombre. Artiles militó en esa organización por 25 años, hasta que vino a los Estados Unidos. En todas las fundaciones en que participó dejó una huella indeleble en su lucha por la emancipación de la mujer.

Con una vida social activa y culturalmente hablando, no dejó de lado el matrimonio y los hijos. Comentó que en su juventud sintió una gran pasión por el baile, fue una buena bailadora de tango y vals, además participó en dos presentaciones teatrales: “La Niña Julia” y “Rosa”.

Su papel de “La Niña Julia” trataba de una solterona de 35 años, que al morir su padre, regresa a la hacienda, toma a un trabajador de 15 años, lo manda a estudiar para ser doctor y regresa a la ciudad casada con él. Este joven doctor se enamora de la hermana menor y ahí al desegaño. Artiles obtuvo una ovación por su papel.

Llega a los Estados Unidos

Julieta Artiles solo había estado de visita en este país una vez en 1968 gracias a su hijo mayor Edgardo. Su hijo Luis Felipe, se vino muy joven y trabajó durante la Guerra de Vietnam.

Artiles llegó finalmente en 1979 y aunque dijo que no hablaba inglés, eso no le impidió trabajar por 16 años en Tiempo Latino en San Francisco, compartir sus experiencias acumuladas como periodista y ofrecer su tiempo como voluntaria es esa misma ciudad por años. En 1996 se nacionalizó ciudadana estadounidense.

Son muchos los reconocimientos que a lo largo de su trayectoria periodística, cultural y social ha logrado Artiles en su vida. Actualmente reside en el Área de la Bahía con su hija Norma y varios de sus nietos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *