Thursday, December 14, 2017
Home » Local » MANUEL GASCA – El valor intrínseco de una obra de arte

MANUEL GASCA – El valor intrínseco de una obra de arte

Manuel Gasca Quintana

Manuel Gasca Quintana

Manuel Gasca Quintana es un pintor que aunque desde niño le gustaba dibujar, no fue hasta que vino a Estados Unidos que se dedicó de lleno a esta actividad en forma profesional. Considera que el arte vale y se le debe dar su lugar. Una de las últimas exhibiciones de sus pinturas se realizaron en Pajaro Valley Arts Council en Watsonville en junio y Julio de 2001, y en la Galería La Oferta, junto a otros artistas auspiciado por Casa de la Cultura Mexica.

En su obra se encuentran aspectos de la vida del inmigrante, así como varios autoretratos en diferentes etapas de su vida.

Pasión por el dibujo

Manuel Gasca nació en Guanajato, México. Desde la escuela primaria, recuerda que se efectuaban concursos de dibujo y “yo era el más entusiasmado en participar. Nunca gané un premio, pero siempre partcipé” recordó Gasca, quien posee una personalidad seria.

Gasca dibuja y pinta desde niño, pero fue a pintar de 1978 que se preocupó por llevar un récord de sus obras. Todo lo hecho anteriormente, cree que se perdió entre mudanzas y falta de cuidado, “no tenía la madurez para ir guardando el trabajo”, recalcó.

En 1971 estuvo de vacaciones en Greenfield, California y comenzó una serie de viajes cada año, hasta que finalmente se estableció en el Área de la Bahía a mediados de los años 70.

Lo primero que hizo fue estudiar inglés en Salinas, California. No dejó de lado sus pinturas, principalmente hacía retratos de dibujo por encargo. Durante uno de los dscansos en la clase de inglés donde estaba dibujando, una señora vio lo que estaba haciendo y le dijo, “tú deberías dedicarte a esto más en serio”. Ella le proporcionó ideas y contactos. Sin embargo, Manuel consideró que lo importante fueron sus palabras alentadoras de recomendación. “De ahí en adelante, mi mente cambió”, recuerda.

Se revela en el arte

A partir de esa época, Manuel Gasca decidió que él sería pintor. Pero tenía que subsistir y estaba tomando clases de soldadura por esas misma fechas. Sin embargo, su mente artística veía arte en el material que las compañías constructoras donaban para los estudiantes. El maestro se impacientaba con Manuel porque él, en lugar de soldar, moldeaba esas figuras, les ponía un soporte y para Gasca, ya eran obras de arte.

Manuel ha hecho esculturas de hierro desde 1977. En 1999 empezó a hacer esculturas de papel. Ha dedicado pocos años a esa técnica, pero ahora una de sus metas es dedicar más tiempo a la escultura y promoverla. “Voy a probar”, dijo sonriendo.

“Cuando no has encontrado el camino verdadero de lo que quisieras hacer, pruebas, usas una técnica aquí y otra acá, entonces no hay una definición exacta del trabajo. En los últimos años, mi pintura ha tenido una evolución de la cual me he asombrado. Hace años empecé jugando, después probé y actualmente estoy tomando un curso que creo va a definir lo que será mi trabajo en el futuro. Me gustan los temas místicos, usar colores más fuertes, antes eran más tranquilos, obscuros”, enfatizó el artista.

Manuel Gasca ha probado muchas técnicas y últimamente está experimentando con acrílicos.

Exhibiciones y descanso

Casi desde que empezó a pintar en los 70, Gasca ha hecho exposiciones, tanto en México como en los Estados Unidos. “Quizás lugares no muy conocidos, pero donde me daban una oportunidad, yo exhibía mis pinturas”, recordó el artista. Ahora es más selecto y sus últimas exhibiciones han sido en el Área de la Bahía. En México expuso en el Museo Acámbaro en Guanajuato.

Los artistas saben perfectamente lo difícil que es este campo. Manuel Gasca tuvo la oportunidad de vivir de sus obras de 1980 a 1984, dejó de pintar por un periodo de nueve años y desempeñó un trabajo como cualquier otra persona, con un horario. Después de ese tiempo, su mayor sorpresa fue que al volver a la pintura, sus ideas estaban ahí, su talento aún continuaba y esa época sólo fue un receso en su vida.

Planes

“Seguir perfeccionando mi trabajo, en el sentido que tenga un rumbo, una dirección, utilizando un tema específico y sobre todo seguir laborando. No hay otra forma de mejorar que invertir tiempo”, recalcó Gasca que últimamente se ha dedicado a la pintura casi por completo.

Manuel Gasca imparte clases de pintura en Grail Community Center de San José, California desde principios de 2001. “Empecé con clase de carbón y dibujo, y ahora es con color. Proyecto empezar otras clases. Yo nací para pintar. Y lo más importante para un artista es exhibir su trabajo, que es por lo que uno trabaja”, recalcó Gasca.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *