Thursday, December 14, 2017
Home » Local » Eduardo “Lalo” Guerrero – Una trayectoria musical que abarca muchos géneros

Eduardo “Lalo” Guerrero – Una trayectoria musical que abarca muchos géneros

Eduardo "Lalo" Guerrero

Eduardo “Lalo” Guerrero

¿Quién no ha escuchado y tarareado la melodía titulada “La Canción Mexicana” que grabó primero la legendaria Lucha Reyes en 1941 y Lola “La Grande”, después? ¿Quién no ha suspirado con la romantic canción titulada de “Nunca Jamás” que hiciera famosa el Trío Los Panchos en 1955? ¿Cuántas generaciones de mexicanos no crecieron escuchando los discos de Las Ardillitas? Todas estas magistrales y bellas composiciones tienen un solo nombre y autor: Eduardo “Lalo”Guerrero.

Para las nuevas generaciones quizás el nombre no suene familiar, pero sí para aquellas personas que durante la década de los 50, 60 y 70 se deleitaron con las canciones de los Pachucos al ritmo de rock and roll y boogie con letra en español, “La Minifalda de Reynalda”, que se hizo famosa en toda Latinoamérica y “Pancho López” por mencionar algunas.

“Ese es el secreto de mi carrera, que yo he compuesto todo tipo de canciones: ranchera, bolero, canción cómica, polkas, rock and roll, la música de la obra Zoot Suit de los pachucos y que pachucos bailaban la música americana como el swing y el rock; entonces, yo componía la música de ese estilo con la letra y caló del pachuco”.

 Su única maestra en la música: Su madre

Lalo Guerrero nació un 24 de diciembre de 1916 en el Barrio Viejo en Tucson, Arizona. Él fue uno de 24 hermanos, únicamente ocho llegaron a la edad adulta. Su padre, Eduardo era de La Paz, Baja California Sur y su madre Concepción, originaria de Sonora, fue quien le enseñó a tocar la guitarra y a cantar en español desde muy temprana edad. Ellos dejaron México en 1911.

“Aprendí a cantar pura música mexicana, en ese entonces yo no sabía hablar inglés hasta que empecé a ir a la escuela”, dijo en forma natural, porque para componer canciones y letras no se estudia, se nace con eso, y yo nací con ese don que Dios me dio de componer poesía y ponerle música a lo que hago”.

Lalo Guerrero es un hombre que a sus años, sigue mostrando una vitalidad y personalidad extrovertida. Su alta, morena y robusta figura no delata a un hombre de su edad, sino que deja de ver a una persona orgullosa de su origen hispano con muchos deseos de seguir componiendo y ofreciendo presentaciones en donde se requiera.

Sin embargo, Guerrero no sólo se ha dedicado a componer para adultos, sino que también realizó canciones para niños, creando los tres personajes de Las Ardillitas: Pánfilo, Demetrio y Anacleto.

Las Ardillitas

Fue una sorpresa para esta reportera el descubrir que tenía frente a mí al creador de Las Ardillitas, discos que cantaba en mi más tierna infancia y que acabaron rayados de tanto escucharlos.

“Empecé en 1962. Por 25 años yo hice las canciones de Las Ardillitas. Escribí la letra y las melodías, yo era Pánfilo, el profe. Creé los nombres y voces y contraté dos muchachos que supieran cantar a trio. Pánfilo, Demetrio y Anacleto cantaban a tres voces, luego platicábamos y luego peleábamos. Yo era el papá y el que los regañaba”, explicó Guerrero imitando las voces de estos famosos personajes.

Lalo dice que todavía se siguen produciendo en México los personajes de Las Ardillitas, pero ya no son tan populares como antes por la gran competencia de caricaturas que se presentan con una tecnología más avanzada, “y lo mío era sencillito, eran tres ardillitas que cantaban y bailaban”.

Con los personajes de Las Ardillitas, Guerrero grabó cerca de 40 álbumes, destacándose canciones como “Ardillitas de Navidad”, “El Teléfono Carpintero”, “Hablando con los Animales”, entre otros.

Por su gran afecto a los niños y en especial, su preocupación por los niños hispanos que emigraban a este país, comenzó temas infantiles en inglés y bilingües también.

Composiciones Bilingües y Nominación al Grammy

“Eso fue cuando entré en más edad y me dí cuenta que hacía falta en las escuelas ayudar a los niños hispanos, hijos de inmigrantes más recientes que no sabían nada de inglés y con mis canciones les ayudó”, explicó con gran satisfacción Guerrero.

Por dicha labor que Guerrero inició en 1955 y tomó auge en los 70, es frecuentemente invitado a las escuelas para presentar personalmente sus creaciones y comenta que “los gringuitos ya cantan ‘De Colores’ y ‘Cielito Lindo’ en español”.

Un gran triunfo para Lalo Guerrero fue su participación con el grupo Los Lobos en el CD “Papa’s Dream – El Sueño de Papá”, disco bilingüe por el cual fueron nominados al Grammy en 1994 y que se vendió en grandes cantidades.

Guerrero define lo que significó para él el ser nominado a tan importante premio como “una forma de que había logrado mi sueño, seguir en el trabajo de la música, porque nunca he hecho nada más que trabajar en la música. Y es muy bonito cuando uno puede hacer eso, ganarse uno la vida en lo que le encanta hacer”.

 Voces de protestas con su música

Dentro de sus creaciones en inglés en otros géneros, Guerrero hace temas de protestas a los norteamericanos sobre las injusticias que cometen los politicos y la gente en general, pero de una forma no militante.

“Yo les canto con cierto sentido de humor y a veces burla. Por ejemplo, no habemos bastantes hispanos en TV, y no me refiero a los canales en Español, ya seamos hispanos de nacimiento o por ciudadanía, no nos vemos, ves puro blanco y negro…entonces hice hace varios años “No Chicanos on T.V.’… y la canto a donde quiera que voy”, dijo con su inigualable humor, Guerrero, pero con firmeza al mismo tiempo.

Durante la década de los años 50 y 60, Guerrero hizo muchas giras por varias estaciones de la Unión Americana como Lalo Guerrero y su Orquesta. Se presentó en programas de televisión de este país como Steve Allen Show y Sábado Gigante, así como el desaparecido programa de Siempre en Domingo de México.

Al dejar la orquesta decidió comprar un centro nocturno (en Los Ángeles) llamado “Lalo’s” que manejó de 1960 a 1972 y donde él mismo entretenía a su clientele.

Entre sus últimas presentaciones internacionales se encuentra una muy especial que realizó en 1994 en París, Francia con mucho éxito. Y con mucha sencillez y asombro añade, “no sabía que existía una colonia grande de mexicanos en París”.

Reconocimientos

Otros de sus triunfos fueron sus dos invitaciones a la Casa Blanca. La primera en 1980 con Jimmy Carter por el Décimo Quinto Aniversario de la NEA, (National Endowment for the Arts), en el cual Guerrero tuvo la oportunidad de demostrar su talento artístico junto con otros artistas de distintos géneros. En ese mismo año, Lalo recibió por primera vez el Golden Eagle Award en reconocimientos y contribución a la música.

Su segunda invitación a la Casa Blanca fue por George Bush padre, en reconocimiento por su dedicación a la música y crear un Puente de entendimiento entre el mexicano de México y el de aquí.

Otros de sus premios han sido National Heritage Fellowship en 1991, Smithsonian Achievement Award en 1989 y Tejano Music Hall Fame.

En 1997, el Smithsonian Institute lo declaró Tesoro Nacional por su aporte artístico y cultural. Al siguiente año, 1998, recibió la Medalla Nacional de las Artes de manos del entonces presidente Bill Clinton y de su esposa Hillary Rodham Clinton.

Actuó en películas como “Boots & Saddles” en 1935, “Arizona” en 1945, “His Kind of Woman” en 1948 y “The Sun Also Rises” en 1950.

Actualmente, Eduardo “Lalo” reside en Palm Springs y se dedica a hacer presentaciones motivacionales en escuelas, festivales y cenas-galas que se llevan a cabo en el Área de la Bahía y Sur de California.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *