Thursday, December 14, 2017
Home » Local » Mark López – Una oportunidad para los niños

Mark López – Una oportunidad para los niños

Mark López

Mark López

Él es un joven comprometido con la comunidad, es admirable, no sólo por su trabajo y entrega, sino por la precoz edad que tenía cuando empezó su activismo, antes de salir de la escuela preparatoria. Conoce perfectamente bien las necesidades que los hispanos tienen, es especial, las de los niños que asisten a las escuelas primarias, área en donde enfoca principalmente sus energías, y a la que ha  involucrado a colaboradores importantes en esta larga y árdua misión; estamos hablando de Mark López.

Aunque aún es muy joven posee una larga experiencia como activista dentro de la comunidad hispana. Por tal motivo en septiembre de 2002, recibió el Premio Portraits of Success. Dos semanas después, junto a su familia recibía otro reconocimiento, La Familia Award.

Entrega con la comunidad

Mark López nació el 7 de marzo de 1976 en la Ciudad de Santa Clara. Sus padres son Joe y Alicia López, personas conocidas y queridas en la comunidad, por su compromiso con ella. Estudió en la Escuela Primaria Washington y ha crecido y vivido en San José.

Un día cuando cursaba el décimo grado en la preparatoria, una de sus maestras le asignó que fuera a una escuela a dar una charla. Él escogió su querida Escuela Washington y solicitó a la maestra de segundo grado hablarle a sus alumnos sobre el país del sol naciente, Japón. Lo hizo tan bien, que la instructora llamó a la directora para que lo viera interactuar con los niños, y ella le ofreció trabajar a tiempo parcial en dicho plantel. López aceptó “porque la mayoría eran hispanos”, dijo.

“Cuando estaba en el undécimo grado empezaron un programa en la Escuela Washington que se llamaba Club Success y la maestra de segundo grado me preguntó si yo quería ser voluntario y encargado de la parte de recreación”, recalcó López, quien obviamente asintió colaborar en dicho programa que se fundó en 1992.

Mark al salir de la escuela, iba dos hora diarias a ayudar a los niños con sus tareas. Dos años después, Al Moreno, fue nombrado director de dicha escuela, quien no sólo le ofreció seguir con el programa, sino que también le asignó un sueldo. Tuvo la libertad de escoger a las personas que quisiera para que lo ayudaran en su labor.

Quiere ser maestro

Al salir de la preparatoria en 1994, Mark ya había decidido que quería ser maestro de educación primaria y trabajar en la Escuela Washignton, Según con el programa Club Success en las tardes, con los niños, y durante el día laboraba como ayudante de maestro en diferentes clases de la misma institución.

Mark estudia en la Universidad Estatal de San José para ser maestro bilingüe de inglés en español.

Es coordinador del programa Club Success que además incentiva a los niños a incursionar en el deporte, promoviendo principalmente entre ellos los juegos de fútbol y béisbol.

Club Success se inició con 30 niños. De 1994 al 98 se llamó Homework Center. Desde 1999, la Ciudad de San José ha donado dinero para dicho programa que actualmente se llama L.E.A.R.N.S. (Literacy Education Art & Recreation Nurture Students. Ahora cuenta con más de 150 niños que hacen sus tareas de 3 a 6 p.m., de lunes a viernes.

Darle una oportunidad a los niños

“Yo crecí en esta área (Escuela Washignton) y a mí siempre me ha gustado ayudar a la gente, especialmente a los hispanos que tienen problemas con la cultura e idioma. Yo siento que tengo que ayudarles, comparto con ellos lo que tengo. Quiero darle a los niños la oportunidad de esta experiencia”, explicó Mark.

Ha demostrado tener ojo clínico para reconocer inmediatamente qué joven necesita ayuda. “Formé un grupo de jóvenes voluntarios en la escuela. Son niños que iban a la Escuela Washington y que casi no tenía amigos. Había uno en particular que siempre lo tenían castigado con el director y todo el tiempo tenía problemas. Creció con cosas negativas que le dijeron, pero ahora está en la preparatoria. Los invité a que ayuden, a que se involucren. A los jóvenes les gusta que alguien los apoye y que sean tomados en cuenta. Los hago partícipe de mi vida también”, dijo Mark.

Otros programas

En 1996, la Escuela Primaria Washington obtuvo fondos para crear programas para padres y familias. Uno de los programas que se efectuó durante el verano de 2000, fue dirigido a apoyar a jóvenes con becas para que colaboren ayudando a otros por 40 horas a la semana por $150.00 dólares.

Este programa satisfizo en especial a Mark, que solicitó a la escuela continuarlo después del verano. Otros programas fueron clases para ser mejores padres, costura, cuidado de niños, etc.

López también ha trabajado para mejorar las condiciones de la Escuela Washigton. Un ejemplo de ello fue cuando una vez escuchó en la radio que los Gigantes de San Francisco estaban donando fondos para arreglar campos de béisbol. Mark les escribió y logró no sólo que le contestaran, sino que arreglaran el diamante. Como este episodio, ha realizado mucho más.

Deseamos que el voluntariado de este futuro maestro hispano, sirva de ejemplo para otros jóvenes que tienen deseos de superación y de ayudar a los demás. Mark López con su sencillez y paso firme, ha logrado hacer un cambio en la vida de muchos niños, hoy jóvenes con futuro.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *