Thursday, December 14, 2017
Home » Local » Sonia Murillo Martin – Ejemplo de talento y superación de una periodista

Sonia Murillo Martin – Ejemplo de talento y superación de una periodista

Sonia Murillo-Martin

Sonia Murillo-Martin

Sonia Murillo-Martin, quien tuvo a su cargo las secciones de En la Narrativa Hoy y Crítica de Arte y Artes Escénicas en La Oferta Review, fue corresponsal y representante de la agencia noticiosa Fempress, de donde venía Prensa para Mujeres, la cual también se publicó en dicho periódico.

De nacionalidad chilena, Sonia viene de una familia que desde pequeña la introdujo en el periodismo, la poesía, literatura, teatro y música, artes que ella misma encontró fascinantes.

“Siempre estuve rodeaba de la ópera, el ballet, me dormía escuchando a mi abuela leerme el teatro de Federico García Lorca y mi madre me peinaba recitándome poesías y hacía que le contestara con poemas de mi autoría. Fue de este modo que me publicaron mi primer libro de poesía antes de que yo escribiera y que se perdió en uno de los tantos viajes que hice cuando pequeña”, recordó. La madre de Sonia fue poeta y escribía poesía romántica.

Murillo-Martin residió los primeros años de sus vida entre La Paz, Achocaya y Santa Cruz en Bolivia y Santiago de Chile, entre otros países. Su padre era militar y diplomático y fue asesinado cuando era candidato a la presidencia de Bolivia en uno de los tantos golpes de estado del país. Junto a su madre, hermana y hermano abandonaron La Paz y partieron a Chile.

La familia llegó a vivir a la casa de los abuelos maternos, Sonia creció en un mundo intelectual en donde no conoció el machismo en un mundo intellectual, donde siemoe hubo un espacio para la mujer dentro de su familia. Su carácter independiente, la llevó a tomar la decisión de casarse muy jovencita al enamorarse de Juan Moroder, con quien contrajo nupcias en los 50.

“Si no hubiera sido por la familia materna, el arrojo y el tremendo poder de superación de mi madre, nos habríamos muerto de hambre. Yo vi la lucha de una mujer y por eso lucho por la mujer”, dijo con firmeza Sonia. “De alguna manera mi madre ha sido y sigue siendo, el motor de mi vida”.

Existen cuatro mujeres más que influyeron en la vida de Sonia: su abuela paterna, mujer de pocas palabras y carácter decidido; de su tía abuela Raquel, su suegra la Dra. Francisca López de Moroder, quien apoyó a Sonia para que estudiara y se desarrollara como mujer, y por último, su abuela maternal, la que le dio la ternura, le contó cuentos y le enseñó viejos romances judíos y árabes, además de bailar sevillanas. Otra dimensión histórica que le devela esta abuela maternal, fue el mundo sefardita, del que Sonia siempre escribe.

Murillo-Martin reconoce que su esposo Juan la ha apoyado mucho. Estudió periodismo en la Universidad de Chile, Historia del Arte, Técnicas de la Pintura, Dibujo y Pintura en la Escuela de Bellas Artes. Asimismo estudió Literatura y Filosofía en un programa de créditos de verano en la Universidad Católica de Chile. No satisfecha, decidió incursionar en la Escuela de Teatro de la misma Universidad para estudiar Dirección de Teatro, además de Diseño de Vestuario para Artes Escénicas.

“Decidí que para ser un buen critico de arte, tenía que tener el conocimiento de la Historia del Arte, y a partir de esta carrera, empecé a escribir mis artículos e ir a exhibiciones”, afirmó Sonia, quien además es crítica literaria, teatral y de cine.

 Llega a Venezuela

Inició su labor de periodismo en Chile, y la continuó en Venezuela, cuando toda la familia se mudó a ese país caribeño, por el trabajo de su esposo como Ingeniero Civil.

“Venezuela me abrió sus puertas y lo que yo estudié en Latinoamérica y Europa, lo pude poner en práctica y desarrollarme como professional en el país tropical. Tengo un lenguaje muy venezolano, mezclado con el chileno y el español de España. Venezuela es un país que no tiene barreras sociales como el mío, y me enamoré del lugar a tal punto, que me hice chilezolana de corazón. No quise hacerme venezolana, porque soy muy soñadora y me prometí a mí misma que un día los venezolanos me iban a prohijar ellos, porque yo ya soy venezolana”, dijo Sonia.

Son innumerables las revistas y periódicos en las que Sonia Murillo-Martin trabajó en Caracas como columnista y jefa de redacción, entre las que se destacan el periódico 2001; Estampas revista dominical del periódico El Universal al igual que una amplia colaboración en las Páginas Culturales para dicho diario. Revistas como Venezuela Gráfica y Elite o Últimas Noticias llenaron su vida. Uno de sus primeros trabajos en esta tierra caribeña fue con la periodista Sofía Imber. Su espíritu de superación la llevaron a especializarse y obtuvo una Maestría de Crítica Literaria de Latinoamérica de la Universidad Central de Venezuela. Previo a sus estudios de especialización, en 1981 Sonia vivió en Francia, en Valenciences, para hacer estudios de postgrado en Teatro, Historia del Arte, Dibujo y Pintura en la Ecole des Beaux Arts de Valencienses.

Sus estudios la condujeron a entrar en asociaciones de literatura, cine, teatro y arte. Este ultimo en AICA -Asociación Internacional de Críticos de Arte- con sede en París, Francia. Fue distinguida por el Gobierno del Quebec (Canadá francés) como la mejor periodista cultural de Venezuela en 1986. Por el mismo motivo, fue premiada por la República Federal Alemana (RFA) por medio de su Embajada en Venezuela y por el Instituto Humboldt de Venezuela en 1985.

Emigra a California

Sus dos hijas están casadas con ciudadanos estadounidenses, razón por la cual Sonia y Juan decidieron iniciar una nueva vida en San José, California. Su hijo Juan es médico, y vive en Caracas con su esposa y dos hijos.

Colaboró para varios periódicos y revistas del Área de la Bahía. Además Celcit Internacional (Centro Lainoamericano de Creación e Investigación Teatral), por medio de su presidente, el Profesor Luis Molina López, le otorga la delegación de uan sede en el Norte de California; la única sede de Celcit en los Estados Unidos, que no está dentro de la academia; crea un centro de poesía, Cepoinc Lapislázuli (Centro de Poesía Iberoamericana, Norte de California). En las instalaciones de La Oferta Review realizó los Miércoles Literarios, un espacio abierto a la lectura y promoción de poetas hispanos radicados en Estados Unidos, así como de poetas latinoamericanos, por un tiempo.

Sonia Murillo-Martin, considera “va a ser muy difícil obtener un espacio en un medio sajón, ya para llamarse periodista hay que tener buena redacción y ortografía en el idioma que escribes y yo no domino la escritura en inglés”. Este fue uno de los motivos que en 1995, en conjunto con su hija Carolina, viene publicando un medio alternativo bilingüe hecho por mujeres y para mujeres que se llama: Daniela, una mujer sin fronteras/ Daniela An Unbound Woman. Este medio se lee a través del Internet en: danielwebpress.com

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *