Wednesday, December 13, 2017
Home » Local » Evette Michelle Cadena Bryand – Tributo a una buena samaritana de San José

Evette Michelle Cadena Bryand – Tributo a una buena samaritana de San José

Evette Michelle Cadena

Evette Michelle Cadena

Era una joven de 29 años de edad que dedicaba su vida a ayudar al prójimo. Estaba comprometida en matrimonio con Reyes Acevedo, su novio desde hace 14 años. Ellos tenían planes de formar un hogar, al regreso de la joven hispana nacida en San José, pero el destino los separó antes de tiempo. Ella murió el 14 de octubre de 2000 en su primera y única misión con Los Médicos Voladores en un pueblo y cerca de Ensenada, Baja California Norte, México.

Trabajo voluntario

Evette Michelle nació el 13 de julio de 1971 y fue hija de Ernesto Bryand e Ivonne Cadena Hurtado. Ganó una beca de San José High School y estudió en San Jose City College y West Valley College para ser asistente dental.

Su trabajo como voluntaria lo inició desde muy jovencita en su misma escuela de bachiller. Cuando se enteró que “no se iba a formar un equipo de básquetbol, porque no habían suficientes jóvenes que quisieran jugar, ella participó. Practicó casi todos los deportes cada año en la escuela. Estaba en el equipo de fútbol, cuando supo que necesitaban una mujer para el equipo de básquetbol y nadie quería jugar, ella se ofreció a hacerlo. Iba de un partido de fútbol a un partido de básquetbol, con apenas suficiente tiempo para cambiarse el uniforme”, narró la madre Ivonne C. Hurtado.

Placas y cartas

El equipo de San Jose High School Field y de Bryman School de donde se graduó como asistente dental, hicieron por separado una placa en memoria de Evette Michelle. Además el Alcalde en ese entonces, Ron Gonzales, envió una carta a la madre de la joven fallecida, notificándole la aceptación de plantar un árbol y poner una banca en su memoria. Eso último, voluntad manifestada por escrito tres días antes de morir la joven. Bryand presintió su muerte y dejó un testamento hecho a mano indicando a quien dejaba sus pertenencias y qué hacer con su cuerpo.

La banca en memoria de Bryand está en el Parque Memorial, ubicado frente al Compaq Center, ahora SAP Center en San José. El 14 de julio de 2001, su madre, Ivonne, realizó la inauguración con mariachis, agradeciendo a los presentes su apoyo, amor y donaciones, tanto de familiares como de amigos. Ivonne tratará de poner otra banca en memoria de Los Médicos Voladores fallecidos y plantar en medio, el árbol que su hija deseaba.

Cadena Hurtado recalca que Evette Michelle Cadena Bryand, fue la primera nativa hispana de San José en pertenecer a Los Médicos Voladores, organización fundada en esta ciudad hace más de 25 años. Viajó a México como asistente dental del Dr. Cala. Originalmente la esposa del doctor iba a realizar el viaje, pero por encontrarse en los primeros meses de embarazo, Cadena Bryand tomó su lugar.

 Presentimientos

“Un mes antes, cuando Evette Michelle supo que iría de viaje con Los Médicos Voladores, traté de persuadirla de no ir, teníamos un mal presentimiento mi mejor amiga y su novio. Yo soñé que la avioneta se desplomaba dos semanas antes de que ocurriera el accdiente. Ella lo presentía también, aunque yo hablaba mucho, pero me dijo, ‘no mamá, tengo que ir, es mi misión, tengo que hacerlo’. Y le dije que respetaba su decisión”.

Una anéctoda que describe perfectamente el deseo de ayudar a los demás de Evette Michelle, fue cuando un tío suyo sufrió una cortada grande en el estómago y tenía que cicatrizar por sí sóla. Esa herida abierta tenía que ser limpiada periódicamente, nadie quería hacerlo, sólo ella fue capaz.

El accidente

La última vez que Ivonne habló con su hija, fue el viernes 13 de octubre del 2000 en la mañana. Ella le empezó a relatar todos los problemas que estaban sufriendo con la avioneta desde su partida de California. Dijo que desde que salieron habían tenido mala suerte, nada había salido bien. La avioneta tenía fuga de gasolina y una vez que iban a partir de uno de los pueblos mexicanos que habían visitado, ella notó que la parte de enfrente de la avioneta se estaba moviendo de arriba a abajo y se lo dijo al piloto.

Otro de los problemas fue que retuvieron casi una hora en un punto de revisión con que cuenta el Ejército Mexicano a través del país, porque pensaron que podrían ser traficantes. La aeronave hacía mucho ruido, “y es ahí cuando me dijo ‘mamá no voy a regresar a casa. Ya sé que no vamos a regresar. Ésta es la última vez que hablemos’. Rió un poco y yo le dije ‘mi hija, no hables así, ¿dónde está tu fe en el Señor?’”, expresó Ivonne.

También le dijo que estaba cansada y asustada. Su madre le dijo que no subiera a la aeronave otra vez, que ella y su familia la iban a buscar, pero como no sabía exactamente en qué pueblo mexicano estaba, no se quiso quedar.

Según Ivonne, la aeronave nunca voló en vueltas rápidas, no explotó como otros medios aseguraron. Lo que pasó fue que al llegar a su destino, las llantas de aterrizaje no bajaron como era debido, dieron una vuelta, luego otra más, pero en la segunda, la vuelta fue más ancha que el pequeño aeropuerto y se quedaron sin gasolina entonces la nave se desplomó y “todos murieron de hemorragias internas casi instantáneamente”, dijo Cadena Hurtado. “Si no hubiera tenido fuga, hubieran llegado”.

Cadena Hurtado desea que su hija sea recordada como una valiente hispana. “Siempre tenía una sonrisa en su cara”, señaló la madre.

Le gustaba el ballet, la ópera, el teatro y bailar salsa, hasta practicó el patinaje sobre hielo. Era una chica muy honesta, una persona muy seria. En 1995, ella y su novio fundaron un equipo de softball llamado “Dirty Dozen” en el parque Columbus en San José, con el fin de ayudar y motivar a las personas de su comunidad, además de un equipo de béisbol. Estos equipos continúan funcionando.

Fundaciones y metas

Entre los sueños de Cadena Bryand estaba el viajar a Europa, comprar una casa y casarse. Fundar una organización para combatir el cáncer de seno y otra para la diabetes. Su madre piensa seguir con estos sueños y abrir las dos fundaciones, ya que existen personas, amigos y pacientes, que desean colaborar en esta tarea.

Ivonne Cadena Hurtado está tratando de cumplir cada uno de los deseos que su hija expresó en vida. Ivonne desea ayudar a Los Médicos Voladores y su meta es conseguir dos aeronaves nuevas para que estos doctores voladores sigan con su misión. Sin embargo, cambió de idea al enterarse que los propietarios de los aeroplanos son los responsables de su mantenimiento. Ahora, su meta es que se apruebe una ley en el Congreso, que especifique que estos aparatos sean examinados más frecuentemente.

Evette Michelle Cadena Bryand fue cremada y sus cenizas esparcidas en el Océano Pacífico, en Benito Point, en octubre del 2000. Además de sus padres, Ernesto e Ivonne, le sobrevive su hermano Robert. Evette Michelle descansa en paz.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *