Wednesday, November 22, 2017
Home » Economy » La Clase Media–Nuestro Motor

La Clase Media–Nuestro Motor

Sharon McElhone.

Octubre 7, 2016

Liquidando nuestro país

Por Sharon McElhone

Los estadounidenses se están enfrentando a dificíles opciones de carrera en la era de la globalización. Muchas empresas han transferido una parte muy importante de empleos estadounidenses a países como China, India y Taiwán, con el propósito de mantener las demandas de mercancías baratas, realizadas a través de una mano de obra barata. Melanie K. de nacionalidad iraní dejó el mundo de la tecnología después de que su trabajo como comprador/planeador para una empresa de manufactura desapareció aquí y reapareció en Taiwán.

Le dolió, pero ella dice que se siente afortunada de que le gustara la industria del cuidado de la piel lo suficiente, como para iniciar su propio negocio a pesar de su disgusto por lo sucedido. El nuevo problema es que le preocupa que su hijo, que está en el sistema de la Universidad de California, preparándose para entrar al mundo de la tecnología posiblemente después que se gradúe, encontrará menos oportunidades de trabajo. Melanie K. comenta que esperó su turno en línea para convertirse en ciudadana estadounidense, pero ahora el sistema ha cambiado.

La entrega de visas de trabajo a trabajadores de mercados de mano de obra extranjera, sin mayor control en América, puede incluso ser más perjudicial para el trabajador americano que enviar sus trabajos al extranjero.

Warehouse worker taking package in the shelf in a large warehouse in a large warehouse

Warehouse worker taking package in the shelf in a large warehouse in a large warehouse

En nuestro tiempo de creciente competencia en el mercado mundial, el gobierno estadounidense se ha inclinado marcadamente en compañías de los Estados Unidos para ayudar a impulsar la economía, que también está siendo socavada por la práctica de desplazar el trabajador estadounidense.

En estos tiempos de aumento en la competencia en el mercado de trabajo, el Gobierno Americano se ha inclinado hacia compañías estadounidenses, para ayudar la economía que también se ha socavado por la práctica de desplazamiento del trabajador americano. En la actualidad el Servicio de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos, distribuye 85.000 Visas H1B a compañías estadounidenses para que puedan contratar la mano de obra calificada que las compañías estadounidenses afirman que no existen, ya más, en los Estados Unidos. Está floreciendo prejuicio contra los trabajadores extranjeros, en virtud de la práctica actual con el 86% de las Visas H1B yendo a fuerza laboral hindú, según el Centro para Estudios de Inmigración.

El Centro dice que “los permisos de trabajo son calurosamente solicitados por muchos empleadores estadounidenses, que no quieren pagar los salarios vigentes” a los trabajadores estadounidenses. Mientras que el programa de visas de trabajo está demostrando ser partidista, puede también estar creando una dificultad para los estudiantes norteamericanos que están asumiendo la deuda de estudios de las universidades y necesitan trabajar cuando se gradúen para cancelar esos préstamos. Puede también estar afectando a las familias jóvenes de clase media donde uno o dos padres trabajan y dependen de las prácticas de contratación con empresas estadounidenses para mantener a sus familias estables.

maxresdefaultAl mismo tiempo que una mayoría de los 85.000 visados del permiso de trabajo estén siendo dados a la mano de obra hindú, la mano de obra mexicana ha sido tratada como el azote de la nación. Se esfuerzan por conseguir permisos de trabajo. Actualmente, hay rumores de solucionar el problema de trabajo construyendo una pared con México para impedir que esta mano de obra pueda entrar en nuestro país, que sorprendentemente recuerda el Muro de Berlín y ha engendrado la división racial.

Cuando se trata de involucrar a las fuerzas de trabajo, nuestros programas de visa y los empresarios estadounidenses están levantando ciertas razas y clases sobre otros y la fuerza de trabajo estadounidense, que ya es internacional y altamente educada, se encuentra alejada de ser favorecida. ¿Hemos ido demasiado lejos?

Además, la Visa de Inversionista EB-5 permite a un inmigrante obtener una tarjeta verde con una inversión de un millón de dólares en un entorno de ciudad y $500.000 en un entorno rural. Esposo, esposa y todos los dependientes menores de 21 años de edad tienen derecho a una tarjeta verde como inversionistas individuales. Un millón de dólares y un negocio garantiza la ciudadanía, lo que se aparta de la visión original del ciudadano y el sueño americano.

Hay una amenaza aún mayor para los trabajadores estadounidenses, la automatización. Ha comenzado un movimiento dentro de las empresas estadounidenses que tienen mucho que ganar económicamente automatizando trabajos sin la invención de nuevas industrias para compensar las pérdidas de empleo ocasionadas por la automatización. En definitiva, estamos preparados para purgar trabajos más rápidamente que los que producimos.

automatizacion-la-vida-cotidiana-el-futuro-del-diario-vivir-te-interesa-conocerLas preguntas sobre visas y el futuro de automatización necesitan atención y respuestas. ¿Detener o cortar las visas de trabajo para exigir a los empleadores contratar a los trabajadores estadounidenses que ya son multi-racial y que viven en este país? ¿Reconocemos el beneficio de dar visas de trabajo temporales a los trabajadores migrantes y finalmente sacarlos de las sombras, que les permitan vivir con dignidad y sin paredes y aceptar esta obra como un ganancia para todos? o ¿Nos distanciamos del trabajo de visados por completo, para permitir a nuestros propios hijos, que se enfrentan con la pérdida de sus trabajos, dándoles una oportunidad justa de competir con los trabajadores extranjeros? ¿Dejamos a la automatización predominar?

Cuando miro alrededor y oigo que las compañías afirman que más visados son necesarios y la automatización es la ola del futuro, porque no preparamos a nuestros hijos para competir en la economía mundial. No lo acepto. Estamos perdiendo nuestro sentido de patriotismo y lealtad y nos está costando. Mis padres, que son inmigrantes y ahora en sus años setenta, todavía trabajan setenta horas por semana. Mi marido y yo somos graduados de la universidad y creemos que nuestros hijos pueden y estarán listos para entrar en la fuerza laboral estadounidense.

Nuestros vecinos hindús ambos trabajan a tiempo completo como ingenieros de alta tecnología, y no sólo tienen una fuerte ética de trabajo, también sus niños son increíblemente trabajadores e inteligentes. Nuestros hijos seguirán inspirando a ser innovadores y creativos como americanos, proporcionando el entorno necesario para los trabajadores estadounidenses para prosperar. Si las empresas exigen algo diferente o un nuevo conjunto de aptitudes, necesitamos empresas para trabajar con nuestros hijos para asegurarse de que esos conocimientos se imparten.

laboratorio-de-electronica-de-potenciaDejando a un lado el trabajador americano con el uso excesivo de visados de trabajo extranjeros y no escudriñando con cuidado la automatización es criticado duramente por ser grandes preocupaciones grandes a las que nos enfrentaremos en un future cercano. Son una bofetada en la cara para quienes han confiado y esperado su turno para no sólo triunfar como estadounidenses y tener una mejor calidad de vida, pero sin el flujo de dinero en la economía de una fuerte clase media que conocemos y amamos, este país no puede funcionar correctamente. Algunas compañías americanas dirán que el trabajador americano les cuesta demasiado. El seguro de salud, y negociaciones sindicales los dejan fuera del negocio. De todos modos, hay muchas compañías americanas que no tienen acceso o no usan el programa del visas de trabajo o automatización y se mantienen en el negocio. ¿Por qué? Las preguntas a nuestros problemas de trabajo necesitan respuestas, pero no podemos dejar a empresas grandes proporcionarlos solo sin más frenos y contrapesos, sin poner en práctica políticas que requieren dos cosas no cuantificables como lealtad y sinceridad o sin promover un amor del país y de los ciudadanos que contribuyen a ello.

Sin lealtad para resolver el problema de mano de obra en la casa y encontrar una manera de dar nuestra propia fuerza de trabajo una oportunidad, nos estamos separando nosotros mismos de los países que están comprometidos a incubar su fuerza de trabajo y ofrecer un ambiente que ofrecerá eventualmente la fuerza laboral superior en términos de competencia mundial. Sin sinceridad, no podemos construir confianza y el trabajo en equipo se tambalea.

La cosa acerca de la globalización y compitiendo en un mercado global es que tienen que haber muchos países con el personal fuerte a fin de competir el uno con el otro, con el objeto de conducir sistemas económicos sanos y fuertes. Si seguimos inclinando el barco y drenando otros países de sus innovadores y regalando nuestras propias innovaciones, al mismo tiempo que cortamos más barata nuestra propia mano de obra, estaremos asistiendo al funeral del trabajador estadounidense porque, como un caballero me dijo, “nos están liquidando el país pedazo por pedazo”.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *