Wednesday, November 22, 2017
Home » National » LA CLASE MEDIA – NUESTRO MOTOR: A fin de cuentas el verdadero fondo en la atención médica

LA CLASE MEDIA – NUESTRO MOTOR: A fin de cuentas el verdadero fondo en la atención médica

Abril 2017

Por Sharon McElhone

Mi padre, el máximo combatiente, tiene cáncer en los huesos. Él necesita ayuda estos días. Mis hijos también necesitan a un cuidador, y debido a que el costo de niñeras y enfermeras son caros, estoy afrontando estas situaciones haciendo el trabajo, al responder a sus necesidades. Como si ser un cuidador, el cual plantea riesgo financiero por sí mismo, no es suficiente presión para un trabajador, un movimiento republicano ha tomado sobre sí mismo la tarea de desmantelar el Affordable Care Act y muchos otros programas importantes aprobados para proteger a los estadounidenses.

En el diciembre de 2016, Bill Gates comparó al Sr. Donald Trump, el entonces candidato presidencial republicano, a John F. Kennedy. Dos meses después de que el Sr. Trump ganó las elecciones presidenciales, muchos senadores republicanos a través del país anularon reuniones en sus jurisdicciones al sentirse atemorizados por los electores enojados, que llegaban mutitudinariamente a los ayuntamientos — votantes que querían saber si su asistencia médica estará protegida. Por el momento la administración está solamente en una pista: derogar y sustituir. Aunque los creadores de Trumpcare sacaron de votación su legislación en el último minuto, porque no podían obtener los votos suficientes para sustituir la actual atención de salud que tenemos, el Rep. Mark Meadows (R-N.C.), director del House Freedom Caucus, dice que la lucha para derogar y sustituir no ha terminado. Sólo un recordatorio, John F Kennedy implantó un programa nacional llamado “Nueva Frontera”, que amplía las prestaciones de desempleo, dio ayuda a las ciudades para mejorar la vivienda y el transporte, y aprobó una ley que protege los ríos y arroyos. Él firmó la Ley de Igualdad de Remuneración para detener la disparidad salarial basada en el sexo; creó el Cuerpo de Paz, ayudó a formar el Tratado de Prohibición Parcial de Pruebas Nucleares para proteger el medio ambiente, así como de rutas creadas para la segregación. Bill Gates se equivocó.

La nueva propuesta de salud, en caso de que se transforme en ley, corta en las asegurados la limitación en lo referente a la remuneración ejecutiva que es deducible de impuestos, un umbral establecido por la administración Obama. Si el umbral es eliminado, que es la intención de la nueva ley, las empresas serán capaces de volver a poner el incremento de los ingresos hacia bonos, en lugar de colocarlo hacia el cuidado del paciente.

En la actualidad, la mayoría de americanos son animados a pasar por alto los hechos que las primas de seguros pagaron el año pasado $17.3 millones en la compensación (cada uno) al director ejecutivo de Signa y CEO de Aetna y la nueva ley de reemplazo de la asistencia médica sólo lo hará más fácil para compañías de seguros no pagar por la maternidad y negar las condiciones pre-existentes como el cáncer.

Los americanos deben tener cuidados cuando un legislador dice que no hay ningún dinero para financiar Medicare, que ayuda a cubrir el seguro médico para los ancianos, pero aprueba el incremento de más dinero en el presupuesto para las fuerzas armadas. El financiamiento para importantes investigaciones científicas está siendo cortado y aún más dólares han sido encontrados para pagar un muro entre México y los Estados Unidos.

Cuando dejo a mi padre en el hospital para su tratamiento de quimioterapia, generalmente hay una orquesta de tres piezas o pianista en el vestíbulo, orquídeas en las ventanas, asientos de cuero, arte original en las paredes. Mi padre ahora está consiguiendo major calidad de atención. Mi impresión es que las disposiciones con la salud no pueden ser tan malas bajo el Affordable Care Act, sin embargo mi padre afirma que recibió un informe de su hospital que cobró a su asegurador de la Asistencia Médica $25 mil por un viaje a la sala de emergencia. Él estuvo tres horas y media, lo que representa aproximadamente ocho mil dólares por hora por el tratamiento que recibió. Cuando llamó a la compañía de seguros para preguntar si pensaban pagar esa cantidad, le informaron que el representante no hablaría del precio con él. Las negociaciones se dan a puerta cerrada. A la compañía de seguros le gustaría que él se apresurara a morir, estoy segura, por tanto no tendrían que seguir pagando por su cuidado caro, sin embargo él sigue luchando contra el cáncer con vigor.

La simple cuestión es que todos los americanos merecen atención médica de calidad y retroceder a la época cuando los estadounidenses sentían temor de perder cobertura o arruinarse tratando de pagar gastos médicos es inaceptable.

Se necesita un tipo de silenciamiento de la mayoría de los norteamericanos para habilitar un pequeño porcentaje de las personas para ayudar a crear las condiciones para que una gran parte de las primas de seguro y el dinero de los impuestos que se obtiene sean reservados para los gastos generales y beneficios y deja menos dólares para hacer el trabajo de cuidar a los pacientes y la edificación del país. Si no permanecemos claros, una derogación de la Ley de Cuidado Asequible nos limitará otra vez, el hecho es que tenemos tantos americanos en la necesidad de la asistencia médica económica. ObamaCare dio un paso en la dirección correcta creando condiciones donde más veinte millones de personas quienes tuvieron acceso a la asistencia médica, incluyendo pequeños negocios y las personas con condiciones pre-existentes. Esto no significa que las mejoras en el Acto de Cuidado Económico no pueden ser hechas para ayudar con el costo. El Centro Nacional de la Estadística de la Salud, visto por el Centro para Control de las Enfermedades, relata que los americanos gastaron $9,523 en pagos de salud per cápita en 2014. Esto es de dos a tres veces más que lo que otros países desarrollados gastan.

Como una estudiante de posgrado, en mis últimos años veinte, llevando el seguro de la COBRA y después de pasar por una cirugía de treinta minutos, el hospital me envió una cuenta a más de cien mil dólares. El cargo por el anestesista solo fue decenas de miles de dólares. El hospital me envió la factura y dijo que yo era responsable de pagar la cantidad completa porque la compañía de seguro no quería o podría cubrir el costo de la operación. Algunas noches, me despertaba con un sudor frío ante la perspectiva de enfrentar la ruina financiera esta experiencia ocurrió muchos años después de evitar un doctor por completo, lo que puede ayudar a la línea inferior si un paciente va a pagar las primas. Temor de ir al médico debido al alto costo llega al corazón de lo que es nocivo para la salud acerca del sistema de salud americano. El hospital y la compañía de seguros finalmente resolvieron el conflicto después de casi un año, pero sólo despertando y conseguiendo que el paciente lidie con la angustia como parte de sus negociaciones. Una eliminación sólo nos llevará volver a ese tiempo y ignorando la necesidad de hacer el tratamiento de los pacientes un riesgo menos costoso en general.

Entre el cuidado de niños, trabajando y ayudando a mi padre tomar su medicina y llegar a las citas de quimioterapia, únicamente veo, como tantos de clase media estadounidenses, nuestras protecciones despojadas por los que creen que riqueza y posiciones de influencia les da derecho a dirigir un país, cuando a veces es simplemente una vía para ayudar a hacer unos más dinero y una oportunidad para dejar de escuchar a un público en general que requiere un sistema estable de salud. Para mí, esos dos rasgos establecen un liderazgo, una gran distancia que separa los norteamericanos de liderazgo encontrado bajo John F. Kennedy.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *