Wednesday, November 22, 2017
Home » Mexico » Familias mexicanas rinden homenaje a víctimas del sismo en el Día de Muertos

Familias mexicanas rinden homenaje a víctimas del sismo en el Día de Muertos

México, 2 nov (EFE).- Con nostalgia por el hogar perdido y la incertidumbre de la reconstrucción, familias mexicanas rinden hoy homenaje a las víctimas fatales del terremoto del 19 de septiembre pasado con vistosas ofrendas en el Día de Muertos.

“Es un día de tradición, pero también un día de hacer visibles a nuestros muertos que quedaron ocultos bajo los escombros”, dice a Efe Francia Gutiérrez, integrante de la Asamblea del Multifamiliar Tlalpan, uno de cuyos diez edificios colapsó por el sismo de magnitud 7,1.

A los pies de las ruinas y en plena vía pública, los vecinos del conjunto residencial se unieron para hacer el tradicional altar de muertos, que esta vez no pudieron colocar en sus casas debido a que están cerradas a la espera de una revisión de seguridad.

“A lo mejor no conocimos a los fallecidos, pero hoy nos invitan a conocerlos”, asegura Gutiérrez, promotora de la ofrenda.

Las imágenes de las nueve personas fallecidas a causa del movimiento telúrico en este conjunto de edificios resaltan en la cima de la ofrenda, en la que hay calaveras de dulce, alimentos, bebidas, flores de cempasúchil, velas e incienso.

En las festividades por el Día de Muertos, que se remontan a etapas prehispánicas y se celebran los días 1 y 2 de noviembre, las almas de los muertos regresan del más allá para disfrutar de los alimentos y bebidas que les gustaba en vida.

“Es un abrazo solidario para aquellos que nos han dado cobijo en los días que han pasado desde el terremoto, en el que más de 500 familias duermen fuera de su hogares”, dice Gutiérrez, residente del multifamiliar desde que fue construido en 1957.

El terremoto del 19 de septiembre destruyó por completo uno de los edificios y causó daños menores en el resto del conjunto, que actualmente está bajo una revisión integral para determinar el proceso de reconstrucción y los vecinos puedan regresar a sus hogares.

Mientras ello ocurre, las familias afectadas viven en campamentos, casas de familiares o amigos, con la incertidumbre de no saber cuánto tiempo se extenderá la reconstrucción, señala a Efe Rubén de León, habitante de uno de los edificios desalojados.

Los vecinos quieren dictámenes de seguridad con estudios de fondo “para tener certeza de que quienes quedaron con vida no tengan riesgo de muerte”, reclama Francia.

“Nací en esta unidad en el año 1980, aquí nació mi mamá, aquí se casaron mis papas, aquí llegaron mis abuelos cuando se inauguró en 1957”, comenta.

La ofrenda del Día de Muertos llenó de nostalgia a Juan José Arias, un jubilado que logró salir de entre los escombros del edificio colapsado apenas unos minutos después del poderoso terremoto.

“Me da nostalgia, porque pienso que yo también podía haber estado allí, pero logré salvarme”, asegura a Efe mientras observa las fotografías de sus vecinos que perdieron la vida, entre ellos dos niños a los que horas antes del sismo había saludado.

Arias estaba en su departamento en el momento del terremoto y en cuestión de segundos el edificio se vino abajo.

Logró salir con dificultad, al igual que su hija, otra sobreviviente.

“Salí muy golpeado. Caí muy fuerte entre escombros, me pude levantar, pero caminaba con dificultad, pude salir al pasillo, mi hija también, en ese momento nos rescataron y nos llevaron al hospital”, recuerda.
Sobre la reconstrucción, dice que no se han decidido las medidas que se tomarán para la reconstrucción porque los proyectos no son del todo convincentes para los vecinos.

“No podemos aceptar un crédito por algo que ya habíamos adquirido, comprado, pagado, hace muchos años, es como volver a caer en un espiral de endeudamiento”, sostiene Arias, quien ahora vive con un familiar.

El terremoto del 19 de septiembre afectó la Ciudad de México, los estados de Puebla, Morelos, Guerrero, Oaxaca y México, con un saldo total de 369 víctimas fatales, 228 de ellas en la capital del país, donde colapsaron 38 edificios.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, guardó hoy un minuto de silencio y colocó un ramo de flores en la Ofrenda Monumental del Zócalo como homenaje a las personas que perdieron la vida en el terremoto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *