Monday, December 10, 2018
Home » Entertainment » Automotive » Volkswagen enseña musculo con el Atlas

Volkswagen enseña musculo con el Atlas

Por: Roger Rivero

Es la primera vez que reseño dos autos del mismo fabricante seguidos. Volkswagen ha sido el “culpable” por haberse empeñado en complacer los gustos del consumidor norteamericano con modelos como el Tiguan, del que hablamos la pasada semana, y el Atlas, un SUV mediano de tres filas de asientos que VW estrena en su modelo 2018.

Nadie puede culpar a Volkswagen por diseñar o adaptar modelos en correspondencia con las necesidades de este mercado. Como le gustaba decir a mi suegra; “caballo grande…ande o no ande” y esta parece también ser el patrón de un mercado tan voraz como el de Estados Unidos, donde cada año más de 17 millones de autos nuevos son vendidos. Si a esto sumamos el frenesí actual por los SUV, terminamos con el vehículo que reseñamos esta semana; el Volkswagen Atlas.

Construido junto al Passat en la fábrica de Volkswagen en Chattanooga, Tennessee, el VW Atlas es el mayor vehículo de pasajeros que Volkswagen vende en los Estados Unidos. La compañía ha estado necesitando un SUV de 3 filas, y ahora las campanadas de nacimiento están sonando. A este nuevo modelo el fabricante le ha dedicado mucho, y se nota. Su exterior encaja perfectamente dentro de las normas de un SUV mediano y VW trata de presentárnoslo con aspecto fornido y resistente. Una vez dentro o una vez que empiezas a empacar con tu carga, encontrarás un interior que se siente amplio y actúa como si pudiera caber la mitad de la mudada del fin de semana.

Volkswagen a decidido valuar este nuevo SUV con agresividad. El precio de $30,750 para el modelo base S, lo convierte en una atractiva proposición dentro del segmento. Y no es que el fabricante sea generoso o le preocupe la economía familiar de los futuros compradores. El ahorro lo permite el uso de una nueva plataforma que ya utilizan varios modelos de Volkswagen y Audi. No parece ahora demasiado descabellado el eslogan utilizado en alguno de sus comerciales de: “Lujo, con el que realmente puedes vivir”.

El Atlas que probamos era propulsado por un motor V6 3.6 litros de 276 caballos de fuerza. Hay un motor más pequeño de 4 cilindros turboalimentado de 235 caballos para el nivel de acabado S. Ambos motores vendrán con transmisiones automáticas de 8 velocidades. Este tren de poder me ha agradado. Tanto en la ciudad como en paseos de carretera, el motor y la transmisión se han comportado de forma apreciable. El Atlas es capaz de remolcar hasta 5,000 libras o 2,268 kilogramos. Esta capacidad de carga es superior a varios de sus competidores, solo que la perspectiva de un motor más pequeño posiblemente varié los números y quien sabe que podrá hacer con la experiencia de manejo. Con un motor grande y tanto auto que mover, los números de consumo del V6 no son del todo amigables. 17 millas por galón en la ciudad y 23 en la autopista no son valores como para regocijarse, aunque debemos tomar en cuenta que nuestro auto de prueba venia equipado con el sistema de tracción AWD 4MOTION que consume más combustible.

El nuevo Atlas tiene un comportamiento bastante silencioso en la carretera abierta, y su larga distancia entre ejes hace que el viaje sea muy fácil, sin importar mucho las irregularidades que puedan encontrarse en la carretera. Cómodo y estable a altas velocidades, notamos que el Atlas no es el más liviano en la clase, aunque de ninguna manera tampoco el más pesado.

El modelo más económico es el S, que como mencionamos, comienza en los $30,750. Obtenerlo con la versión de motor mar potente de V6 costaría unos $1,400 más, una opción que recomendamos. Tracción en las cuatro ruedas con el sistema 4Motion costaría $1,800 adicionales. Le siguen el Atlas Launch Edition en los $33,750, Atlas SE y SE con Tecnologia por $35,240 y $37,340 respectivamente. El SEL comienza en los $41,140 mientras que el mas alto de la gama, un SEL Premium viene marcado a los $48,740.

Nuestra recomendación seria un SE con Tecnología, por la mejor correlación entre precio, rendimiento y prestaciones. El paquete Tecnológico mejora mucho al SE, que, de hecho, viene bien equipado. Adiciona importantes sistemas de seguridad como el frenado de emergencia, y de conveniencia, como el arrancado remoto para esos crudos días de invierno que no parecen acabar.

El Volkswagen Atlas 2018 es un fuerte contendiente en una clase competitiva. Es un SUV de tres filas bien ejecutado, con mucho espacio para pasajeros y carga, una generosa lista de características estándar y disponibles, y un manejo aceptable. El sistema de infoentretenimiento viene de serie con capacidades avanzadas de integración de teléfonos inteligentes y es fácil de usar.

Es cierto que hay opciones de diseño y manejo más atractivas como el Mazda CX-9 o el Dodge Durango, pero ninguno de ellos y creo posiblemente del resto de los competidores, ofrece una garantía tan generosa de 6 años o 72,000 millas. Esta posiblemente sea una adición, que inclinará la balanza a la hora de tomar una decisión de compra, pues cuando se trata de autos para la familia, muchas veces las decisiones se toman con la cabeza y no con el corazón.

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *