Thursday, April 25, 2019
Home » Entertainment » Luke Perry, of “Beverly Hills, 90210” fame, dies after massive stroke

Luke Perry, of “Beverly Hills, 90210” fame, dies after massive stroke

Los Angeles, Mar 4 (EFE).- US actor Luke Perry, known for his role as Dylan McKay in the iconic television series “Beverly Hills, 90210,” died Monday after suffering a massive stroke last week, his agent, Arnold Robinson, reported. He was 52.

The actor, who appeared in films such as “Buffy the Vampire Slayer,” “8 Seconds” and “The Fifth Element,” died at St. Joseph Hospital in Burbank, California, surrounded by his children Jack and Sophie and other close family members.

“The family appreciates the outpouring of support and prayers that have been extended to Luke from around the world, and respectfully request privacy in this time of great mourning. No further details will be released at this time,” said Robinson in a statement.

An emergency team arrived at the actor’s residence in Sherman Oaks, California, last Wednesday morning and took the actor to a nearby hospital, according to the TMZ Web page.

Perry, who has a role in “Once Upon a Time in Hollywood,” the latest film by director Quentin Tarantino, was currently starring on the CW series “Riverdale.”

He was hospitalized on the same day it was announced that “Beverly Hills, 90210” would return to TV with a new focus and with several members of the original cast, including Jason Priestley, Jennie Garth, Ian Ziering, Gabrielle Carteris, Brian Austin Green and Tori Spelling.

Perry, who starred on the series for 10 seasons, was not announced as being among the group of original actors who would be in the rejuvenated series.

According to TMZ, Perry had agreed to appear in the series as an invited guest, but he would not have a larger role because of his commitments to “Riverdale.”

In a past interview, Perry had said that he expected to be linked to his Dylan McKay character until the day he died.

The series was one of the most popular on TV during the 1990s and was an enormous international success, especially among young people.

The new incarnation of the series will be titled simply “90210,” which is the Zip Code for Beverly Hills, the exclusive and very wealthy city west of Los Angeles.

In “90210,” the actors will not play their characters in the fictional series but rather will play themselves trying to move forward with a new version of the original series.

According to the official description of the new series: “The core cast will all play heightened versions of themselves in a brand-new serialized drama – with a healthy dose of irreverence – that is inspired by their real lives and relationships.”
“90210” will be limited to six episodes.

The original series, which aired almost 300 episodes, ran from 1990-2000 and resulted in several spinoffs including “Melrose Place,” which ran from 1992-1999.

Fotografía de archivo realizada el 22 de julio de 2018 que muestra al actor estadounidense Luke Perry durante una rueda de prensa en la Comic Con de San Diego, en California (Estados Unidos). Perry, conocido por la serie “Beverly Hills, 90210”, falleció este lunes a los 52 años tras sufrir un derrame cerebral la semana pasada. EFE

Fallece Luke Perry, el ícono rebelde que causó furor en la TV de los 90

Washington, 4 mar (EFE).- El actor Luke Perry fue uno de los iconos más representativos de la televisión de los años 90, al interpretar al rebelde Dylan McKay en la serie “Beverly Hills, 90210”, el popular “chico malo” que los seguidores del programa recuerdan este lunes al conocer la noticia de su muerte.

El actor, que falleció hoy en California a los 52 años tras sufrir un derrame cerebral días atrás, fue un habitual de la pequeña pantalla en las década de 1990 y del 2000 con apariciones en las series “Law & Order”, “Will & Grace”, “Another World” y “Criminal Minds”.

Pero fue su papel en “Beverly Hills, 90210” el que marcó a una generación de espectadores que vieron en él, con sus patillas, chaquetas de cuero y actitud indisciplinada, a un icono para una nueva generación de adolescentes.

Gracias a su personaje solitario, en lucha contra el alcoholismo y marginado de su familia, Perry protagonizó una portada de la revista People, que lo nombró “el rompecorazones más grande de la televisión”, un título que explica los disturbios que provocó en algunas de sus apariciones públicas.

Cuando visitó un centro comercial en Seattle para firmar autógrafos en 1991, Perry tuvo que ser trasladado en un cesto de una lavandería después de que una multitud de jóvenes se abalanzaran hacia él.

También ese mismo año, 21 personas resultaron heridas cuando más de 8.000 fanáticos se subieron a un escenario para verlo de cerca en el sur de la Florida.

“No sé por qué sucedió. Ni siquiera canto”, bromeó entonces Perry en declaraciones al diario The Washington Post.

La serie “Beverly Hills, 90210” se estrenó en 1990 y con el tiempo, gracias a sus emisiones veraniegas, alcanzó una gran popularidad que la mantuvo en pantalla durante 10 temporadas en las que millones de televidentes se engancharon a la vida glamurosa de los estudiantes del instituto West Beverly Hills High, ubicado en la rica y exclusiva ciudad del oeste de Los Ángeles.

La serie fue pionera en abordar temas como el SIDA, la violación en citas, las discapacidades en el aprendizaje y el embarazo en la adolescencia.

También sirvió de ejemplo para futuros dramas adolescentes como “Dawson’s Creek”, “The O.C.” o “Zoey 101”, y generó una serie derivada (spinoff): “Melrose Place”.

Precisamente Perry fue hospitalizado semana pasada, el mismo día que se anunció que la serie que le llevó al estrellato regresaría con un nuevo enfoque y con antiguos miembros del reparto como Jason Priestley, Jennie Garth, Ian Ziering, Gabrielle Carteris, Brian Austin Green y Tori Spelling.

“Voy a estar ligado a ese personaje hasta el día que me muera, pero me parece bien. Yo creé a Dylan McKay. Es mío”, explicó Perry en el pasado sobre el personaje que lo convirtió en una celebridad.

Según la web TMZ, el actor había acordado aparecer en la nueva producción como invitado, pero no podía tener un papel más relevante debido a sus compromisos con la agenda de “Riverdale”, la serie basada en los cómics “Archie” en la que trabajaba actualmente como protagonista desde 2017.

Entre sus últimas actuaciones Perry también participó en el rodaje de “Once Upon a Time in Hollywood”, la nueva película de Quentin Tarantino que se estrenará en verano de 2019.

En la gran pantalla también apareció gracias a películas como “Buffy the Vampire Slayer”, “8 Seconds” o “The Fifth Element”.

Perry nació en la zona rural de Mansfield (Ohio), el 11 de octubre de 1966, y se crió en las cercanías de Fredericktown, donde, según recordó, “tenía clases sobre cómo dar a luz vacas y manejar tractores” en su escuela secundaria.

Se mudó a Los Ángeles después de graduarse y trabajó en empleos ocasionales como vendedor de zapatos y obrero en una fábrica de picaportes, mientras buscaba trabajo como actor, guiado por los sueños de convertirse en el próximo Paul Newman.

Él mismo contó que fue rechazado 216 veces antes de conseguir papeles en las telenovelas “Loving” y “Another World”, después de los cuales conoció a un director de casting que lo sugirió para crear al complejo adolescente Dylan McKay en “Beverly Hills, 90210”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *